Por la difusión global del pensamiento de Antonio Escohotado

La Emboscadura

Catálogo

Apreciados lectores:

 

Cuando a mediados de 2017 abrí las redes sociales de mi padre (Facebook, Twitter, Instagram,el canal en YouTube,

y el Grupo de debate de FB, donde el autor responde en ocasiones directamente a los lectores) las previsiones de obtener seguidores se vieron pronto superadas, constatando que su pensamiento podía hacerse sitio en los nuevos canales mediante una comunidad de lectores que interactuase y debatiese libremente en torno a sus ideas.

Coincidiendo con la labor como editor del tomo III de Los enemigos del comercio empecé a recibir preguntas -algunas desde España pero la mayoría desde Latinoamérica- sobre cómo acceder a ciertas obras de mi Viejo que se encontraban agotadas, descatalogadas, de segunda mano a precios exorbitantes o sin versión electrónica. Sorprendentemente, salvo el libro que estaba revisando, ningún otro título de su obra estaba adaptado para poder leerse en tableta, ordenador o teléfono móvil. Y lo que parecía más grave: a día de hoy la gran mayoría tampoco podían leerse físicamente en ningún país fuera de España sin acarrear tediosas gestiones y gastos de envío.

¿Qué hacer? Tras meditarlo traté de solucionar ese vacío injusto por privar del acceso a sus obras a tantos lectores potenciales, así como a los presentes y a aquellos más leales. Tras consultarlo con mi padre, decidimos crear La Emboscadura con la misión de velar por la difusión de su obra y pensamiento. Sin inversión de ninguna clase pero con entusiasmo a raudales, la editorial se hizo realidad a finales de 2017.
Mientras tanto hemos digitalizado ya toda su obra para que esté siempre accesible y a un precio razonable en formato eBook. La versión impresa está disponible ya para dos títulos: Rameras y esposas y Retrato del libertino cuentan con edición propia y stock de La Emboscadura, aunque en Amazon pueden encontrarse el resto de títulos, aunque con las limitaciones que impone el gigante norteamericano, que es una edición sin solapas y con un papel de calidad inferior.

La primera fase fue la digitalización, la segunda la versiones impresas, y la tercera será encontrar traducciones para la obra de Escohotado a otras lenguas, principalmente al inglés. Cuento con vosotros y agradezco de antemano el apoyo que tan a menudo mostráis a esta fraternal iniciativa.

Saludos escohotadianos desde La Emboscadura.

                                                                                                                                                                                      Jorge