(El Viejo andaba pesquisando los orígenes de la Prohibición, en la biblioteca de la JIFE en Viena, cuando descubrió que fijar por decreto la voluntad ajena llevaba tiempo valiendo igual para narcos y zorras en la ONU, y de paso un precedente para el lesbofeminismo integrista. Este artículo de 1985, publicado en El País, no ha perdido actualidad)… Read more »